Director

Héctor Ruíz Romero
Héctor Ruíz Romero
Director

Estimada Comunidad Educativa:

A través de este medio, me permito saludar, a todos los estudiantes de este prestigioso liceo, a sus familias, al equipo docente, Asistentes de la Educación y a la comunidad tomecina en general.

Sabedor de la tremenda responsabilidad que significa dirigir este emblemático colegio, de tanta tradición, con un glorioso pasado y con un esperanzador futuro, es que vengo a ponerme a disposición, dando lo mejor de mis habilidades personales y profesionales para, recuperar el sitial que merece nuestro liceo y, especialmente, para hacer realidad el sueño de todos los jóvenes que aquí se forman aquí.

A nuestros estudiantes decirles que este es vuestro liceo, donde tienen la oportunidad de hacer realidad parte importante de su proyecto de vida. Para ello nuestro compromiso como trabajadores de la educación es cimentar el camino, generando las mejores condiciones para que su sueño se haga realidad.
Como punto relevante de esta gestión comparto las ideas matrices que serán nuestra preocupación y ocupación durante estos años:

• Una formación y relación humanizadora, con foco el aprendizaje de los estudiantes, que genere altas expectativas en ellos.

• Mejorar o cambiar prácticas de gestión que no contribuyen a lograr aprendizajes de calidad. En este aspecto se hace necesario optimizar los tiempos para el aprendizaje, es decir alumnos y docentes deben estar en el aula durante todo el periodo escolar que corresponda, sin atrasos ni retiros anticipados. Del mismo modo garantizaremos que todos los estudiantes se encuentren en óptimas condiciones físicas y psicológicas que les permitan rendir académicamente, por tanto, haremos exigible que antes y durante la jornada de clases los alumnos y alumnas estén en condiciones para que esto se cumpla.

• Mejorar las condiciones de infraestructura de este establecimiento. Haremos todas las gestiones necesarias con las autoridades, tocaremos muchas puertas, incluidas las de exalumnos, para mejorar dichas condiciones. Siendo este un liceo emblemático y destacado en el contexto comunal, regional y nacional, por cuyas aulas han pasado la mayor parte de los habitantes de esta comuna, es muy preocupante verlo en las condiciones en que se encuentra, lo que sin duda atenta en contra del sentido que queremos darle a esta gestión: “las mejorares condiciones para que los alumnos logren aprendizajes de calidad”. En esto tenemos una gran tarea, pero que no lograremos si no es con concurso de toda la comunidad liceana y el apoyo decidido de nuestras autoridades.

No obstante lo anterior, todos quienes nos desempeñamos laboralmente en este liceo estamos comprometidos a dar lo mejor de cada uno para recuperar el prestigio y la excelencia educativa que nuestros estudiantes y las futuras generaciones se merecen. Necesitamos que la comunidad tomecina vuelva a confiar en su liceo. Sin embargo, esto no es posible lograr sin la presencia activa de padres y apoderados comprometidos con la educación de sus hijos y, por supuesto, con estudiantes decididos en la búsqueda de mejores oportunidades para sus vidas.

Por último, señalar que de acuerdo a nuestra legislación el derecho a la educación debe estar garantizado para todos los estudiantes. Siendo así, no nos queda más que cumplir la ley y abrir nuestras aulas a todos ellos. Sin embargo, lo anterior no es un impedimento para aplicar nuestro reglamento, con responsabilidad y firmeza, en aquellas situaciones que atenten contra lo estipulado en él. Debemos proteger a todos lo estudiantes y sin duda lo haremos, pero del mismo modo aplicaremos rigurosamente nuestro reglamento interno a quienes, por sus actos y actitudes, demuestren que no quieren estar en este liceo.

Mi invitación es a sumarnos a este desafío: estudiantes, padres y apoderados, exalumnos, directivos, profesores, autoridades y todos quienes de una u otra forma han tenido o mantienen un vínculo con este nuestro emblemático Liceo Vicente Palacios Valdés.
Finalmente me quedo con una frase que ha cobrado mucha relevancia en colegios que han transitado de situaciones complejas hasta transformarse ahora en colegios exitosos:

¡quién dijo que no se puede!

Afectuosamente.

 

Héctor Ruiz Romero
Director